Con el objetivo de eficientizar todos los procesos de su planta fabril ubicada en Las Parejas (Santa Fe), APACHE comenzó a aplicar la metodología 5S con el asesoramiento del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial).
Esta metodología se creó en Japón en los años 60, y debe su nombre a los principios que la guían: Seiri (clasificación), Seiton (orden), Seiso (limpieza), Seiketsu (estandarización) y Shitsuke (disciplina). Las empresas que adhieren a este proceso deben realizar una serie de cambios con el objetivo de crear condiciones de trabajo que permitan la ejecución de labores de forma organizada, ordenada y limpia. Dichas condiciones se crean a través de reforzar los buenos hábitos de comportamiento e interacción social, creando un entorno de trabajo eficiente y productivo.

Es un proceso gradual que implica una reorganización del espacio físico, una nueva distribución en los almacenes, otra disposición de las piezas y herramientas a utilizar y otra manera de manejo de los residuos. Esto se acompaña con capacitación a todos los operarios en cada área de la fábrica.

“Con esta mejora en la productividad apuntamos a bajar el índice de productos defectuosos, tener menor reclamos en garantía, menos traslados y movimientos inútiles, y menor tiempo en el cambio de herramientas. Asimismo, sabemos que vamos a tener un mejor lugar de trabajo, ya que conseguiremos aprovechar mejor el espacio y mejorar nuestra imagen ante los clientes. En nuestro equipo ya vemos que hay mayor cooperación, mayor compromiso y responsabilidad en las tareas y mayor conocimiento del puesto de trabajo”, señaló el lic. Lucas Alvarez, a cargo de Marketing de la firma.

APACHE tiene 60 años en el mercado, y produce una gran variedad de equipos para labores agrícolas, desde sembradoras, mixers, pulverizadoras y una línea propia de tractores. En su planta fabril de 22000 m2 producen unos 750 equipos al año y emplean a 200 personas.

Apache-vista-drone